German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 249:

“¿Cómo puede creer que Jesús es Dios cuando él nunca se llamó Dios y además oraba a Dios? Jesús solía dormir, mientras que Dios nunca duerme. El salmo 121 afirma: “No duerme ni dormita el guardián de Israel”.

 

Respuesta: Lea primero la introducción al tema 2: “La divinidad de Jesús y la encarnación”, y también las respuestas a las preguntas 12 y 97.

La afirmación fundamental de la Iglesia sobre Jesús de Nazaret es: “Jesús es el Hijo de Dios hecho hombre”.

“Por consiguiente, él es verdaderamente humano, nuestro hermano. Nace de una madre, crece y madura, aprende un oficio, experimenta hambre y sed, muestra alegría, compasión, ira y cólera. Es en verdad uno de nosotros, un ser humano con alma y cuerpo. Está muy cerca de nosotros.

La Iglesia se ha mantenido firmemente fiel a esta enseñanza. A muchos les resultó más fácil creer en un Dios que solamente se ‘apareció’ en la tierra, que solo fingía vivir y sufrir. Pero entonces Dios no habría llegado ser en verdad parte de la humanidad y nosotros solo habríamos sido salvados ‘aparentemente’. Ahora bien, Dios se hizo humano, para todos nosotros, y todo lo humano fue santificado por él. Al mismo tiempo, el lector de la Biblia reconoce con igual claridad que Jesús es ‘Señor’, que no es sino el mismo nombre de Yahvé. Jesús dijo: ‘El Padre y yo somos uno’. En él, Dios mismo vino a nosotros. […] Sigue siendo importante para nosotros que este Hijo de Dios llegara a ser uno de nosotros, con todas las consecuencias que esto implica, excepto en el pecado. Por consiguiente, Jesús es Dios y hombre en una persona. Es fácil decirlo pero resulta difícil entenderlo. Durante siglos se ha lidiado con el significado profundo de esta afirmación. Tuvieron que rechazarse varias herejías, que o bien enfatizaban la naturaleza divina de Jesús o su naturaleza humana. […] La divinidad y la humanidad se unen en la persona del Salvador. Nada más grande podía haberle sucedido a la humanidad… Si la Iglesia hubiera hecho concesiones a la hora de responder a la pregunta ‘¿Quién es Jesús?’, no habría proclamado la verdadera divinidad y la verdadera humanidad del Señor y nosotros habríamos dejado de ver lo más extraordinario, a saber, que Dios vino a nosotros, es más, que se hizo uno de nosotros” (W. Henze, Gott ist schön [Dios es bello], Harsum 2001, pp. 65s.)

Los evangelios expresan la verdad de Jesús, el Mesías, que duerme y que, sin embargo, posee el poder y la autoridad divina en el relato de la tempestad calmada. Véase también Mateo 8,23-27; Marcos 4,35-41; Lucas 8,22-25.

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?