German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 296:

¿Cómo entiende la fe católica la vida matrimonial en el cielo?

 

Respuesta:

Una primera respuesta puede encontrarse en las palabras de Jesús mismo. Mateo 22,23-33 (Marcos 12,18-27; esp. v. 25); Lucas 20,27-40 (esp. v. 34): «En la resurrección nadie se casará ni será dado en matrimonio…». Léase toda la sección en los evangelios. Jesús niega la idea de la continuidad de las relaciones matrimoniales después de la resurrección. Jesús afirma claramente: «En la resurrección las personas no se casarán ni serán dadas en matrimonio; serán como los ángeles en el cielo» (Mateo 22,30).

1. Con respecto a la cuestión sobre cómo deberíamos imaginarnos el cielo, léanse las explicaciones dadas en el tema «Muerte –Juicio –Vida eterna». 11. La perspectiva cristiana. Allí escribimos que los profetas de Israel y san Juan, el profeta cristiano del día del juicio final, hablan en metáforas para explicar cómo será la vida nueva. Hablan del cielo no como si fuera un lugar situado en alguna parte por encima de las nubes. El cielo es donde está Dios y donde están las personas como su pueblo. La antigua tierra, llena de culpas y desfigurada por las personas, ha desaparecido. Una tierra nueva será el hogar de la humanidad, una tierra que será como Dios quería que fuese, iluminada por Cristo resucitado. Un mundo en el que las personas, su pueblo, vivan con él y se deleiten viendo a Dios: él mismo es su luz y su vida. Por consiguiente, ya no serán necesarios el sol ni la luna. En la nueva Jerusalén no hay casas hechas de piedra ni templos para encontrarse con Dios. Dios está presente, él mora entre las personas. Será una tierra nuevamente fértil, a la que Biblia alude mediante varias imágenes: fuentes que brotan en el desierto, árboles que crecen y dan fruto doce veces al año. Un mundo en el que ninguna criatura amenaza a otra: los lobos yacen con los corderos; pueden vivir sin amenazarse. Un niño pequeño mete su mano en el escondrijo de la serpiente y esta no le muerde (cf. Isaías 11,6-8). Las personas descubrirán qué significa ser humano de forma plena e integra. Entonces no habrá más enfermedad, ni muerte, ni soledad, ni tristeza, ni lágrimas, ni odio, ni hostilidad ni opresión. 

2. A partir de esta compresión de la «vida celestial» surge la fe católica en que aquellos que se salvan participarán en la vida dada por Dios en Cristo de tal modo que elimina los límites de las relaciones conyugales y las integra en la inimaginable plenitud de la vida en el cielo.

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?