German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 101:

¿Comió Jesús carne de cerdo? Si no lo hizo, ¿por qué sí lo hicieron sus apóstoles? (TR)

 

Respuesta: Léanse la pregunta y la respuesta n. 68. Allí explicamos cómo, con su predicación y su ejemplo, Jesús relativizó las obligaciones dietéticas de la Ley judía. La comunidad cristiana primitiva estaba formada por judíos (los judeo-cristianos) y por paganos (los pagano-cristianos). En ella se suscitó la cuestión de si los paganos tenían que circuncidarse al abrazar la fe cristiana (lo que significaba asumir también toda la Ley judía, incluyendo sus normas dietéticas y la purificación ritual). El Concilio de los Apóstoles convocó en el año 48 (Gal 2; Hch 15,1-29) en Jerusalén a los representantes de los varios grupos de cristianos de entonces. El Concilio acordó que la fe cristiana se propagara entre los paganos sin que tuvieran que aceptar la Ley judía. Sin embargo, los judíos bautizados debían seguir acatando la Ley. Por consiguiente, es de suponer que los apóstoles, incluido Pablo, que eran todos judíos, se atendrían a las normas dietéticas y de pureza. El mismo Pablo afirma en Gal 2,6 que el acuerdo al que se había llegado en Jerusalén no imponía unas órdenes como condición a su misión a los paganos. Tampoco en 1 Cor 8-10 y Rom 14, que abordan unas cuestiones semejantes, hace Pablo referencia alguna a ellas. Al parecer, ignora la carta del Concilio que se recoge en Hch 15,23-29. La discrepancia en este caso puede explicarse cuando advertimos que Lucas combinó en Hch 15 las respuestas abreviadas a dos problemas: la primera manzana de la discordia, con respecto a la que Pedro y Pablo toman partido, concierne a la cuestión de si se debía exigir a los paganos conversos que acataran la Ley judía, véase Gal 2,1-10. La segunda, que sucede posteriormente y en la que Santiago juega un papel determinante, concierne a los paganos y judíos cristianos que viven en la misma comunidad, véase Gal 2,11-21. Aunque era de esperar, con razón, que los judíos desecharan sus temores a la impureza ritual al relacionarse con los cristianos paganos por su común afiliación en Cristo, parece evidente que muchos judeo-cristianos, sin embargo, tenían grandes dificultades para superar sus inhibiciones (véase Hch 15,20). Así pues, era oportuno que también a los paganos cristianos se les exigiera que respetaran ciertas costumbres de sus compañeros cristianos de religión judía. Probablemente, este sería el fundamento de la carta conciliar (Hch 15,23-29). Lucas quiere subrayar en los Hechos de los Apóstoles que se había llegado a la aprobación de ambas normas con el consentimiento de las autoridades y de la primitiva comunidad de Jerusalén. Por esta razón combina estas decisiones en el capítulo 15 de los Hechos de los Apóstoles.

 

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?