German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 146:

¿Qué son las congregaciones católicas? ¿Cuál es la más importante? (TR)

 

Respuesta: Desde los comienzos del cristianismo ha habido creyentes que querían vivir el evangelio tan intensamente como les fuera posible y consagrarse totalmente a Dios. Esta actitud dio origen a las congregaciones religiosas. Una congregación católica es una comunidad religiosa, cuyas reglas se han estudiado minuciosamente y han sido aprobadas por la Iglesia. Está formada por hombres (monjes, padres, hermanos) o mujeres (monjas, hermanas) que se comprometen con los consejos evangélicos ante el legítimo superior de la congregación como forma de seguir radicalmente a Cristo. Los consejos evangélicos son: la pobreza, es decir, la renuncia a la propiedad personal (comunidad de bienes), el celibato, es decir, la renuncia al matrimonio y a la procreación (castidad), y la obediencia al superior. En latín reciben el nombre de religiosi; de ahí, el término español religioso/a. La Iglesia postconciliar prefiere el término vida consagrada (vita consacrata) y, en este sentido, habla de los institutos de vida consagrada o, simplemente, institutos religiosos. Con este término se unifican todas las formas de vida religiosa que son auténticamente diversas (monasterios, órdenes mendicantes, congregaciones, institutos seculares y eremitas). La afirmación fundamental que hace el Vaticano II en la Constitución Dogmática sobre la Iglesia (LG 43-47) es la siguiente: la vida religiosa es vida consagrada. La consagración a Dios se realiza mediante la profesión pública de los votos, cuyo contenido son los consejos evangélicos anteriormente mencionados, y la vida en un instituto legítimamente reconocido.

 

Esta consagración es consecuencia de una vocación especial. Así pues, la consagración es un acto de Dios y la respuesta a la llamada recibida es un acto humano. El objetivo es conseguir el amor perfecto. El origen y el elemento vertebrador de la espiritualidad de toda orden religiosa es la búsqueda de Dios en una comunión espiritual marcada por el ascetismo, la lectura de la Sagrada Escritura y su exégesis, como también por la alabanza comunitaria a Dios. La comunidad se orienta espiritualmente mediante los Evangelios, el ejemplo de la comunidad fundadora y los escritos emanados de la misma comunidad (reglas, cartas, tratados, etc.). La espiritualidad de cada orden está fuertemente modelada por la personalidad del fundador y por el momento adecuado/oportuno (en griego kairós) en que fue fundada.

 

Presentamos a continuación las órdenes o agrupaciones de órdenes en la Iglesia Católica contemporánea:

Órdenes Contemplativas

Benedictinos, Cistercienses, Agustinos, Trapenses, Cartujos y órdenes hospitalarias.

Órdenes Mendicantes

Dominicos, Franciscanos, Carmelitas, Eremitas de San Agustín.

Congregaciones de clérigos

Jesuitas, Hermanos Cristianos de La Salle, Pasionistas, Redentoristas.

Comunidades sacerdotales sin votos solemnes

Lazaristas, Sulpicianos, Padres Blancos, Palotinos, Sociedad de la Palabra Divina.

Institutos seculares

Muchas de las órdenes religiosas mencionadas tienen sus órdenes o congregaciones femeninas, por ejemplo, las Benedictinas, las Trapenses, las Dominicas, las Franciscanas, las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, etc.

 

En el año 2000 un 0,12 % de los miembros de la Iglesia Católica, es decir, casi un millón de fieles, pertenecían a los diversos institutos de vida consagrada. De estos un 75% pertenecían a órdenes femeninas. Presentamos a continuación un ejemplo de la formulación de un voto solemne:

Yo, la Hermana N., bendigo a Dios Todopoderoso ante todas las hermanas y hermanos congregados hoy aquí, para vivir perpetuamente en castidad, obediencia y pobreza, según la Regla de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul en Hindelsheim… Me pongo al servicio de esta orden religiosa para realizar sus obras apostólicas de caridad en nombre de Dios y de la Iglesia con todo mi corazón. Santísima Trinidad y un solo Dios, acepta mis votos y dame fuerzas para desear amarte cada vez más plenamente.

 

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?