German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 18:

¿Está prohibido el divorcio a los cristianos? Si se ha terminado el amor entre dos personas, ¿no sería una experiencia traumática y terrible que siguieran viviendo juntas? Si vuestra religión prohíbe el divorcio, entonces, ¿por qué son tan altas las tasas de divorcio en América y Europa? En los periódicos leemos que cada segundo se produce una ruptura matrimonial (TR)

 

Respuesta: De acuerdo con la doctrina cristiana, el amor matrimonial se realiza a lo largo de toda una vida de fidelidad. En él acontece una consagración incondicional de uno hacia su pareja y un compromiso recíproco que no depende de circunstancias cambiantes. Uno apoya al otro inmediatamente, sin importar de qué se trate. Este comportamiento pone de manifiesto un alto nivel de responsabilidad recíproca y es un gran signo de la solidaridad mutua de la que las personas son capaz cuando, y en la medida en que, dejan que Dios sea realmente su fundamento. En particular, en la vida que procede de esta fidelidad, el matrimonio transparenta el amor de Dios, que dijo un sí incondicional a las personas y al mundo mediante Jesucristo.

 

Según la fe católica, el sacramento matrimonial es un vínculo que representa, a su modo, el amor de Jesucristo a su Iglesia (léase Ef 5,21-33). Cristo se dio a sí mismo y se sacrificó por su Iglesia al encarnarse, morir y resucitar. Sólo en este misterio puede entenderse y vivirse el matrimonio como un sacramento. El matrimonio es un modo de imitar a Cristo. Las parejas cristianas saben que están unidas con la Iglesia de Cristo con su vínculo de amor y fidelidad, y reciben del sacramento la fuerza para sostener su vínculo de fidelidad. Es un vínculo de confianza mutua, un proceso que no está exento de fracaso, culpa y enfriamiento del amor. Sin embargo, no existe para el cristiano una razón que revoque la fidelidad. Aun cuando un miembro haya dejado el matrimonio, el otro sigue unido fielmente a su esposo o esposa. Con consciencia y piedad, pueden llevar su soledad como parte de la cruz en el seguimiento de Jesús.

 

Con respecto al matrimonio y la familia dice lo siguiente el Sínodo Conjunto de las Diócesis de Alemania:

 

En el vínculo hasta la muerte, el cónyuge aporta el amor de Cristo, del cual no puede ser separado (Rom 8,35), al otro cónyuge en la intimidad diaria. Esta fidelidad, que se extiende a toda la vida, muestra la plenitud de la existencia cristiana: la fe en la resurrección, que abarca la resurrección de la pareja; la esperanza que uno tiene en el otro por la confianza en Dios; el amor que sostiene a uno y a otro, por haberse dicho sí en el amor de Cristo.

 

En las crisis y los fallos, necesitamos la ayuda fraterna de un director espiritual.

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?