German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 182:

Quienes desean ser bautizados en la Iglesia Católica deben pasar un largo periodo de tiempo estudiando el catecismo. Pero, ¿qué es un catecismo? (TR)

 

Respuesta: El Catecismo de la Iglesia Católica habla frecuentemente del catecumenado en relación con el bautismo de adultos.

 

1247 En los orígenes de la Iglesia, cuando el anuncio del Evangelio está aún en sus primeros tiempos, el Bautismo de adultos es la práctica más común. El catecumenado (preparación para el Bautismo) ocupa entonces un lugar importante. Iniciación a la fe y a la vida cristiana, el catecumenado debe disponer a recibir el don de Dios en el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía.

 

1248 El catecumenado, o formación de los catecúmenos, tiene por finalidad permitir a estos últimos, en respuesta a la iniciativa divina y en unión con una comunidad eclesial, llevar a madurez su conversión y su fe. Se trata de una formación, aprendizaje o noviciado debidamente prolongado de la vida cristiana, en que los discípulos se unen con Cristo, su Maestro. Por lo tanto, hay que iniciar adecuadamente a los catecúmenos en el misterio de la salvación, en la práctica de las costumbres evangélicas y en los ritos sagrados que deben celebrarse en los tiempos sucesivos, e introducirlos en la vida de fe, la liturgia y la caridad del Pueblo de Dios (AG 14; cf. Ritual de iniciación cristiana de adultos, Prenotandos 19; Ibíd., Sobre el tiempo del catecumenado y de sus ritos 98).

 

1249 Los catecúmenos están ya unidos a la Iglesia, pertenecen ya a la casa de Cristo y muchas veces llevan ya una vida de fe, esperanza y caridad (AG 14). La madre Iglesia los abraza ya con amor tomándolos a sus cargo (LG 14; cf. CIC can. 206; 788).

 

1253 El Bautismo es el sacramento de la fe (cf. Mc 16,16). Pero la fe tiene necesidad de la comunidad de creyentes. Sólo en la fe de la Iglesia puede creer cada uno de los fieles. La fe que se requiere para el Bautismo no es una fe perfecta y madura, sino un comienzo que está llamado a desarrollarse. Al catecúmeno o a su padrino se le pregunta: ¿Qué pides a la Iglesia de Dios? y él responde: ¡La fe!.

 

1254 En todos los bautizados, niños o adultos, la fe debe crecer después del Bautismo. Por eso, la Iglesia celebra cada año en la vigilia pascual la renovación de las promesas del Bautismo. La preparación al Bautismo sólo conduce al umbral de la vida nueva. El Bautismo es la fuente de la vida nueva en Cristo, de la cual brota toda la vida cristiana.

 

1255 Para que la gracia bautismal pueda desarrollarse es importante la ayuda de los padres. Ese es también el papel del padrino o de la madrina, que deben ser creyentes sólidos, capaces y prestos a ayudar al nuevo bautizado, niño o adulto, en su camino de la vida cristiana (cf. CIC can. 872-874). Su tarea es una verdadera función eclesial (officium; cf SC 67). Toda la comunidad eclesial participa de la responsabilidad de desarrollar y guardar la gracia recibida en el Bautismo.

 

Algunos países han seguido la praxis de la Iglesia antigua y han adoptado un período de tres años de duración, el catecumenado, en el que los laicos juegan un papel central ayudando al catecúmeno a descubrir cómo la vida cotidiana se amplía con el horizonte de la esperanza. Durante este período, los catecúmenos participan de la liturgia de la Palabra, hasta que, al tercer año, son bautizados en la noche de la Vigilia Pascual y se les admite a la eucaristía. Sólo después de esta experiencia, es decir, durante la primera semana de la Pascua, el obispo les explica los misterios centrales de la fe, es decir, el bautismo y la confirmación. Tal planteamiento refleja la profundidad de la catequesis cristiana, cuyo interés no es principalmente enseñar unas verdades religiosas en forma de catecismo, sino abrir el misterio de Dios en el centro más profundo de nuestra existencia (K. Rahner) e invitar a comprender la vida personal como vocación a la luz de la historia de Dios con la humanidad (Rolf Zerfass en W. Fürst y J. Werbick [eds.], Katholische Glaubensfibel, Herder, Friburgo 2004, p. 183).

 

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?