German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 188:

Los Testigos de Jehová afirman que Jesús no fue crucificado, sino colgado en un palo. ¿Existen pruebas históricas que demuestren que Jesús fue crucificado? (TR)

 

Respuesta: La cruz es un instrumento de ejecución; en su origen era un palo vertical (griego staurós; cf. latín crux); su forma romana tenía, por lo general, el palo horizontal más corto en la parte superior. El verbo crucificar (en griego staurun) denota el tipo de ejecución. En general, se entendía que era el modo de morir más cruel y terrible (Cicerón, In Verrem, II, 5.64.165). Desconocemos dónde y cuándo surgió esta forma de suplicio. Algunos especialistas lo remontan a los medos y los persas. En Palestina se usó a partir del siglo I a.C.; en el Antiguo Testamento, sólo podía empalarse o colgarse de un palo a quienes ya habían sido ejecutados (cf. Gn 40,19; Dt 21,22; et passim). De acuerdo con la ley de Roma se castigaba mediante este suplicio a los culpables de robo, asesinato, alta traición, lesa majestad y sublevación. Podía realizarse de diversos modos puesto que no existían unas instrucciones precisas. En su modalidad más común, el condenado era azotado y luego se le ataba o clavaba a un palo horizontal (patibulum) que tenía llevar hasta el lugar de la ejecución, donde se le colgaba a un palo ya levantado, que, habitualmente, era un poco más bajo (en forma de t, crux commissa, o en forma de cruz latina, crux immisa). Para mitigar la agonía se le daba una bebida con elevado grado de alcohol y para prolongar la muerte se colocaba en mitad del palo vertical una estaquilla (sedile) para que se pudiera sentar. El crucificado moría agónicamente de asfixia. Por lo general, el cuerpo era dejado en la cruz para que se lo comieran los carroñeros o hasta que se descompusiera, pero también se le podía bajar de ella.

 

La crucifixión de Jesús se corresponde en gran parte a esta descripción, pero surgen dudas sobre algunos detalles. Puesto que fue azotado fuera del pretorio (Mc 15,15 y par.; Jn 19,1), se hallaba muy debilitado para poder llevar el palo horizontal hasta el calvario (Mc 15,22 y par.). Según Mc 15,23, no aceptó ingerir la bebida habitual. Desnudado (Mc 15,24 y par.; Jn 19,23s.), probablemente le clavaron las manos y los pies (Jn 20,25; Lc 24,39; Hch 2,23) en una cruz de tipo t, que era apenas un poco más elevada que las de los que estaban a ambos lados (Mc 15,27 y par.). En una tabla, que no puede encontrarse, estaría escrito, supuestamente en arameo y en griego, el nombre del condenado y su delito (Mc 15,26 y par.; Jn 19,19). Los testigos de este cruel episodio fueron unas mujeres de Galilea (Mc 15,40 y par.; Jn 19,25ss.). Con el permiso de Pilato (Mc 15,43; Jn 19,38), José de Arimatea bajó el cuerpo de Jesús de la cruz antes de que comenzara el sabbath (copia casi literal del artículo Kreuzigung de Willibald Bösen en Lexikon für Theologie und Kirche, vol. 6, Herder, Friburgo 1997; véanse también en él otras referencias bibliográficas).

 

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?