German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 219:

¿Por qué el Vaticano mantiene la norma del celibato a pesar de los recientes descubrimientos de los abusos sexuales? (AL)

 

Respuesta: El abuso sexual de menores por parte de sacerdotes católicos es un delito especialmente deleznable. Puesto que un sacerdote es como un padre de las víctimas, el delito supone, en cierto modo, un incesto. De este modo, puede perderse la confianza fundamental en la fiabilidad de las relaciones humanas, y la iglesia, en particular, no puede ser indiferente a este problema, porque destruye o deteriora gravemente la confianza en Dios (Manfred Lütz, Die Kirche und die Kinder [La Iglesia y los niños], en Frankfurter Allgemeine Zeitung, 2 de noviembre de 2010, p. 31).

 

En el contexto de los debates dignos, serios y bien fundados, se dice frecuentemente que existe un vínculo causal entre el celibato de los clérigos (con el que ordenando se compromete con promesa de cumplirlo antes de ser ordenado) y el abuso sexual de niños y de jóvenes. Sin embargo, especialistas de diversas disciplinas contradicen este supuesto. Aún así, el posible vínculo entre el celibato y el abuso plantea algunas cuestiones. En primer lugar, la iglesia, incluyendo a sus sacerdotes y a otros profesionales, cuida a una enorme cantidad de niños y jóvenes diariamente, más que cualquier otra institución de nuestra sociedad, excluyendo, lógicamente, los colegios. Esta realidad crea indudablemente oportunidades de contacto y conflicto. Confío en que el debate actualmente inevitable no marque el final de la naturalidad con que tantos hombres y mujeres se relacionan con los niños y los jóvenes con total integridad en las numerosas organizaciones vinculadas con la iglesia. Por otra parte, la iglesia tiene que ponderar hasta qué punto el estilo de vida sacerdotal atrae a hombres que tienden a la paidofilia, en particular con la mirada puesta en la implicación activa en las organizaciones relacionadas con ella. Estas organizaciones no solo ofrecen la oportunidad de encontrarse con niños en un espacio seguro, sino también la esperanza razonable de no ser descubiertos por la discreción pastoral y por los tabús sociales que tanta influencia tienen. Los responsables de nuestras instituciones educativas son ya conscientes del peligro. Pero ni la vigilancia, ni la entrevista con los expertos ni la disponibilidad de la información necesaria pueden excluir que se produzca una valoración errónea en determinados casos. Es evidente que en este campo se requiere más atención y una clara determinación (Cardenal Karl Lehmann, Kirche der Sünder, Kirche der Heiligen [Iglesia de pecadores, Iglesia de santos], en Frankfurter Allgemeine Zeitung, 1 de abril de 2010, p. 6).

 

Añadiremos la firme opinión del famoso psiquiatra y teólogo Manfred Lütz, de Colonia, a quien hemos citado más arriba: Independiente de lo que uno pueda pensar sobre los principios morales sobre la sexualidad que tiene la Iglesia Católica, en los tiempos en que se quitaba importancia a la paidofilia ellos han sido también un bastión contra el abuso sexual para quienes los acataban. No es serio relacionar el celibato con este asunto. En una conferencia celebrada en Roma en 2003, los principales expertos internacionales (no todos eran católicos) afirmaron que no existe ninguna conexión entre este fenómeno y el celibato (Manfred Lütz, art. cit., supra).

 

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?