German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 229:

Según la fe cristiana, María solo es una sierva de Dios, ¿cómo esta misma fe la concibe como la Madre de Dios? ¿Al atribuirle este título no se hace semejante el cristianismo con la Trinidad de la religión del Antiguo Egipto? (TR)

 

Respuesta: Quien nos hace esta pregunta, debe comenzar a leer más arriba, en la sección 8, la explicación que damos sobre el título Madre de Dios en respuesta a las preguntas 71 y 72, y, en particular, la segunda parte de esta respuesta. Añadiremos el fragmento siguiente del Catecismo Católico de Adultos (original, Katholischen Erwachsenen-Katechismus, vol. 1, p. 171): El relato de la anunciación de Lucas nos dice de un modo más preciso qué significa esta maternidad [de María]: ella no solo es la madre de Jesús y la madre del Señor, sino la madre del Hijo de Dios. El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el niño será santo y se llamará Hijo de Dios (Lucas 1,35 cf. Gálatas 4,4). Podemos encontrar en esta afirmación una alusión al relato veterotestamentario según el cual la gloria de Dios, en forma de nube luminosa, iba por delante de Israel (cf. Éxodo 13,21), e incluso habitaba en el pueblo en la tienda sagrada (cf. Éxodo 40,34). En este contexto, la nube es el símbolo de la presencia poderosa de Dios en medio de su pueblo. Cuando en el Nuevo Testamento se nos dice que María fue cubierta por el Espíritu de Dios se nos quiere decir que ella es la nueva morada de Dios, la nueva tienda de la Alianza, en la que la Palabra de Dios ha fijado su residencia en medio de nosotros (cf. Juan 1,14).

 

Partiendo de estas expresiones bíblicas, la iglesia pudo promulgar en el tercer concilio ecuménico, el Concilio de Éfeso (431), que María es la Madre de Dios. Esta confesión de fe es propia de todos los cristianos. También la mantuvieron los reformadores del siglo XVI. Sin embargo, no debe malinterpretarte la expresión Madre Dios. Es evidente que María no dio a la luz a Dios en cuanto Dios. Esta comprensión no estaría de acuerdo con el evangelio, sino que sería pura mitología, con la que se trataría de insertar un principio femenino en la divinidad o incluso de afirmar la existencia de una cuaternidad (la fe en cuatro dioses). Pero la María que aparece en la Biblia y en la que Iglesia cree es una criatura. Ella no dio a luz a Dios en cuanto Dios, sino a Jesucristo en su humanidad, que está esencialmente unida a su divinidad. Así, la profesión de fe en la maternidad divina es, a fin de cuentas, una profesión de fe en Jesucristo, que en una sola persona es Dios y hombre verdadero. Cuando la Iglesia honra a María como Madre de Dios, lo que quiere es glorificar a Jesucristo, que, en su persona, es el único mediador entre Dios y los hombres.

 

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?