German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 239:

¿Por qué adoráis la cruz, la arma del delito? ¿Veneraríais también un revólver si Jesús hubiera muerto de un disparo?

 

Respuesta: Responderemos en primer lugar explicando cómo entendieron los cristianos que la muerte de Jesús en la cruz era un signo de esperanza, lo que clarifica el sentido de la veneración de la cruz en la liturgia, sobre todo en la parte de los oficios del Viernes Santo que se denomina la veneración de la cruz así como su adoración como parte de la vida diaria de muchos cristianos. 

Según la doctrina de la iglesia, solo debe adorarse a Dios. A veces se denomina también a la veneración de la cruz adoratio crucis,pero el uso de este término es erróneo y no puede ni debe entenderse sino en el sentido de adorar a Jesucristo crucificado mediante la veneración de la cruz. La cuestión hipotética sobre si los cristianos habrían venerado otros instrumentos de ejecución en el caso de que Jesús hubiera sido ejecutado con ellos (por entonces aún no existían los revólveres ni las pistolas) es, por tanto, redundante. 


Para la iglesia primitiva fue realmente difícil vivir con el escándalo que suponía que el Mesías enviado por Dios hubiera sido ejecutado en la cruz como un criminal. Pero la iglesia recordaba las palabras que Jesús pronunció en la última cena; a la luz de la resurrección de Jesús por Dios se hizo totalmente claro que aparentemente su muerte escandalosa fue provocada por la incredulidad y la enemistad de algunos miembros del pueblo, pero que tras ella se encontraba la voluntad de Dios, su plan salvífico e incluso su amor. Véase también la respuesta a la pregunta 225 (sección 20).

Las numerosas afirmaciones que sobre la fe encontramos en el Nuevo Testamento comparten el mismo tema. Proclaman el amor solícito y salvífico de Dios de formas siempre nuevas, el amor que Jesús alcanzó de una vez para siempre mediante su obediencia y su compromiso para poner paz entre Dios y la humanidad y entre los seres humanos. En este sentido leemos en la Carta a los Efesios: «Él es nuestra paz (2,14). En él son curados y reconciliados los separados que habían causado el pecado entre Dios y la humanidad y entre los miembros de esta. Así pues, la cruz es, en definitiva, un signo de victoria sobre todos los poderes y principados hostiles a Dios y a la humanidad, un signo de esperanza (Katholischer Erwachsenen-Katechismus, vol. 1, p. 190).

En la celebración litúrgica de la pasión y la muerte de Jesús el Viernes Santo se eleva y se adora una cruz. Las palabras que invitan a este acto de adoración son «Mirad el árbol de la cruz, donde estuvo clavada la salvación del mundo». Y el pueblo responde: «Venid a adorarlo». Se trata de adorar a Cristo crucificado mediante la veneración del signo de la cruz. 

El Catecismo Católico de Adultos dice: «La victoria de la cruz, la victoria del amor sobre el odio y la violencia, de la verdad sobre la mentira, sigue aún oculta por debajo de sus opuestos. Aún existen el odio, la mentira y la violencia en el mundo. La historia de la esperanza, en la que Jesús es revelado como el Hijo de Dios, no es la historia de un éxito desaforado, no es la historia de una victoria según nuestros criterios (Sínodo Conjunto, Wurzburgo [1971-1975], Unsere Hoffnung, I, 2). La victoria de la cruz se nos promete solamente mediante la cruz, porque es precisamente el abajamiento de Dios a toda la miseria del sufrimiento y de la muerte del ser humano lo que no has unido de nuevo con él en nuestra situación particular. Así pues la cruz es un signo de esperanza en la liberación definitiva y en la victoria final de Dios. De ahí que digamos en cada estación del viacrucis: «Te adoramos, Cristo, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo (ibid., p. 192)

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?