German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 251:

Pregunta:

¿Cuáles son las últimas palabras que dijo Jesús en la cruz? Hago esta pregunta porque los Evangelios no concuerdan en este punto. Si uno es el que dice la verdad, entonces la Biblia no es palabra de Dios. Si todos la dicen, entonces hay una contradicción en la Biblia, y, por consiguiente, ha sido manipulada. Y si se intenta hacer una sola afirmación con todo lo que dicen, entonces la Biblia parece incompleta. Mateo 27,46.50 (y Marcos 15,34) dicen: «Y alrededor de la hora de nona clamó Jesús con fuerte voz: "¡Eloí, Eloí! ¿lemá sabachtaní?", esto es: "¡Dios mío, Dios mío! ¿por qué me has abandonado?"... Pero Jesús, dando de nuevo un fuerte grito, exhaló su espíritu». Lucas 23,46: «Y Jesús, dando un fuerte grito, dijo: "Padre, en tus manos entrego mi espíritu". Y, dicho esto, expiró». Juan 19,30: «Cuando Jesús tomó el vinagre, dijo: "Todo está cumplido". E inclinando la cabeza entregó el espíritu». ¿Qué opina de esta contradicción? (EN).

 

Respuesta:

Solo fueron tres las últimas palabras pronunciadas por Jesús en la cruz. Pero según la tradición cristiana fueron siete, puesto que hace una compilación a partir de los cuatro evangelios:

  1. «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» (Lucas 23,34)
  2. «Mujer, ahí tienes a tu hijo», «Hijo, ahí tienes a tu madre» (Juan 19,26s)
  3. «En verdad, te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso» (Lucas 23,43)
  4. «"¡Eloí, Eloí! ¿lemá sabachtaní?", que significa: "¡Dios mío, Dios mío! ¿por qué me has abandonado?"» (Marcos 15,35 y Mateo26,46, en Mateo se dice Elí no Eloí. Los dos términos son formas diferentes de la misma palabra usada por los judíos para referirse a «Dios»). Esta oración de Jesús durante su muerte es el comienzo del salmo 22. Es posible que Jesús recitara todo el salmo y que los autores de los evangelios solo citaran el comienzo. Una tradición alternativa tardía se encuentra en el Evangelio de Pedro: «¡Fuerza mía, fuerza (mía), tú me has abandonado» (v. 19).
  5. «Tengo sed» (Juan 19,28; cf. Salmo 22,16; 69,22).
  6. «Está cumplido» (Juan 19,30).
  7. «Padre, en tus manos entrego mi espíritu» (Lucas 23,46; cf. Salmo 31,6)

No existe una contradicción entre estas siete palabras. Todas ellas muestran que Jesús entrega confiadamente su vida en la cruz, culminando así su sacrificio. Pero Jesús no vive esta situación sin sufrir. También para él la muerte es un momento de abandono real por parte de Dios, aun cuando en esta oscuridad de muerte logra finalmente confiar en el Padre. El salmo 22, del que proceden las palabras 4 y 5, muestra que la transformación de los gritos de abandono en un acto de confianza en Dios se remonta al Antiguo Testamento. En cuanto oración del salterio, Jesús la tuvo muy en cuenta cuando estaba en la cruz, así que fácilmente brotó en sus labios como plegaria del moribundo. 

En estas palabras encontramos ya una interpretación de la muerte de Jesús que los autores de los evangelios transmitieron de varias formas. Según la concepción cristiana, la pluralidad de las formas narrativas no contradice la verdad, que es Jesús mismo.

Ansgar Wucherpfennig SJ


Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?