German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 85:

¿Qué opina de la teoría de la evolución? (TR)

 

Respuesta: El Catecismo para Adultos de la Conferencia Episcopal Alemana aborda esta cuestión a partir de la p. 93; dice lo siguiente:

Si diferenciamos entre la intención teológica que subyace en el relato de la creación y sus imágenes, que se basan en la visión que su autor tenía del mundo, nos encontramos con un problema importante: la relación entre creación y evolución. La mayoría de los representantes de la ciencia moderna parten de la hipótesis de que todo ser material ha evolucionado sistemáticamente hacia seres y formas de vida más elevadas hasta llegar la aparición de la humanidad, que es la meta de la evolución. Según esta teoría, el mundo habría sido creado hace unos 12 mil millones de años, nuestro planeta unos 5 o 6 mil millones, la primera forma de vida aparecería hace 3 mil millones de años y la vida humana hace solamente unos 2 mil millones de años.

 

¿Cómo se relaciona todo esto con la fe en la creación? Ciertamente, debemos rechazar una doctrina materialista del desarrollo, que asume que toda vida, incluida la humanidad, se ha desarrollado a partir de una materia increada. La mayoría de los científicos no interpretan actualmente en este sentido la teoría de la evolución. En nuestros días se va extendiendo la opinión de que creación y evolución son las respuestas a dos preguntas completamente diferentes y que, por consiguiente, responden a niveles diferentes. La evolución es un término empírico que responde a la pregunta horizontal desde dónde y de la aparición secuencial de las criaturas en el tiempo y en el espacio. La creación, por otra parte, es un término teológico y exige una pregunta vertical del por qué y para qué. La evolución siempre supone que algo existía previamente, algo que cambia y se desarrolla; la creación muestra por qué y para qué existe algo, que puede cambiar y desarrollarse.

 

Combinando ambas perspectivas, muchos teólogos dicen actualmente que Dios crea de tal modo que lo creado está capacitado para participar en su propio desarrollo. Dios hace que las cosas se hagan (P. Teilhard de Chardin). En este sentido, Dios no sólo creó el universo en el comienzo y luego dejó que la creación se desarrollara a sí misma, sino que constantemente asegura la existencia de la realidad, la apoya y la orienta en su hacerse. Dios es, por tanto, el poder creador omniabarcante que libera e impregna la participación de lo creado. Precisamente es en su capacidad creativa donde la creatura aparece como imagen del Dios de la creación. No existe ninguna contradicción fundamental entre la fe en la creación y la teoría de la evolución; al contrario, ambas afirmaciones responden a cuestiones completamente diferentes; se encuentran en niveles diferentes y pertenecen a diferentes tipos de conocimiento.

 

A pesar de esta necesaria diferenciación, ciencia y teología no hablan de dos mundos independientes. Hablan de la misma y única realidad que es analizada desde diferentes aspectos. Por consiguiente, los científicos y los teólogos no deben pasar el uno del otro, sino que dependen de una conversación recíproca.

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?