German
English
Turkish
French
Italian
Spanish
Russian
Indonesian
Urdu
Arabic
Persian
Casa     Citas Biblia y Corán     Preguntas     Responsables

Pregunta 88:

¿Por qué maldice Jesús a la higuera? ¿De qué puede ser culpable un simple árbol? (TR)

 

Respuesta: La respuesta requiere dar dos pasos.

 

1- La importancia de las acciones simbólicas de los profetas

 

Los antiguos profetas de la Biblia, como Samuel (1 Sm 15,27-28), Ajías de Siló (1 Re 11,29-39) y el falso profeta Sedecías (1 Re 22,11-12) ya realizaban acciones simbólicas en su actividad profética, no tanto para impresionar o impactar a sus destinatarios, cuanto por la efectividad de los signos, puesto que se crea una conexión entre ellos y la realidad que proclaman, de modo que ésta se presenta tan irrevocable como el signo que la acompaña. Este proceso puede encontrarse, prácticamente, en todos los grandes profetas del Antiguo Testamento. Por ejemplo, toda la misión de Oseas es un acto simbólico que determina el destino de su vida (Os 1-3). No es tan común en el caso de Isaías, pero compárese Is 20 y los nombres simbólicos que impone a sus hijos (Is 7,3; compárese 10,21; 8,1-4; 8,18). Jeremías realiza e interpreta numeras acciones y acontecimientos simbólicos, como también Ezequiel. Al igual que Oseas, interpreta sus procesos judiciales como acontecimientos simbólicos. Este simbolismo también aparece en el Nuevo Testamento, como en el caso de la higuera maldecida por Jesús (Mt 21,18-19 y Mc 11,12-14; 20,24).

 

2- El relato de la maldición de la higuera

 

Como los profetas en el pasado, también Jesús realiza en este texto una acción simbólica; la higuera representa a la estéril, y, por tanto, castigada, tierra de Israel. Con la suficiente agua y un poco de fertilizante, las higueras pueden también crecer con fuerza en un terreno árido y pedregoso; por eso, la esterilidad de una higuera justifica el malestar producido. Es evidente que el tema del relato no es la maldición de la higuera como si ésta fuera una criatura con voluntad. Ni tampoco se pretende criticar a quienes no la han cuidado adecuadamente. Como ocurre en todas las acciones simbólicas, el tema se encuentra en la finalidad del signo, que está relacionado con la falta de fe en Jesús que tienen los que le escuchan. El texto evangélico nos muestra a Jesús castigando con severidad.

 

Al leer el paralelo del Evangelio de Marcos (11,12-14; 20,24), vemos cómo el autor lo insertó después, en un contexto que ya se le había dado. Lo hizo en dos pasos: primero encontramos la maldición y después el agostamiento de la higuera – se trata de una adición posterior cuyo objetivo era usar la maldición para hacer hincapié en la efectividad de la oración confiada.

 

Contáctenos

J. Prof. Dr. T. Specker,
Prof. Dr. Christian W. Troll,

Kolleg Sankt Georgen
Offenbacher Landstr. 224
D-60599 Frankfurt
Mail: fragen[ät]antwortenanmuslime.com

Más información sobre los autores?